Blockdata Publica un Informe Sobre el Estado de las CBDC en 2022

Blockdata Publica un Informe Sobre el Estado de las CBDC en 2022

Según el último informe de Blockdata, muchos sectores se oponen a las CBDC por varias razones.

Informe detallado

Como su nombre indica, la Moneda Digital del Banco Central (CBDC) es una moneda electrónica basada en la moneda fiduciaria de un país. El banco central o la autoridad monetaria del país es responsable de distribuir, emitir y regular la CBDC, a diferencia de las stablecoins descentralizadas. 

Como las stablecoins son populares, muchos gobiernos están desarrollando stablecoins para mantener el control de los mercados monetarios, por lo que los bancos centrales de todo el mundo han empezado a desarrollar sus monedas virtuales para poder vigilarlas de cerca.

Con este fin, varios bancos centrales están tomando medidas proactivas para explorar proyectos de CBDC como una visión moderna de lo que significa ser un banco central en una economía digital, según ellos mismos afirman.

Hay aproximadamente 110 países, que incluyen más del 95% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, que están considerando la posibilidad de emitir CBDC a partir de mayo de 2022, según el informe del Centro de Geoeconomía del Atlantic Council.

Blockdata Publica un Informe Sobre el Estado de las CBDC en 2022

La región del Caribe es la que cuenta con el mayor número de CBDC, con 11 países que ya han puesto en marcha sus propias CBDC, entre ellos Jamaica, Bahamas, Nigeria y otros ocho países de la región del Caribe Oriental. En los últimos meses, los proyectos de CBDC han sido cancelados por dos países, Senegal y Ecuador.

Sin duda, los bancos centrales están preparando la tecnología necesaria para apoyar los CBDC independientemente de si deciden ponerlos en marcha o no. Varios bancos centrales han establecido alianzas comerciales con los principales proveedores de tecnología blockchain y de libro mayor distribuido en apoyo de los proyectos piloto de CBDC que están llevando a cabo.

Como concluye el informe, existe una fuerte oposición a las CBDC entre muchas empresas privadas a pesar de la ambivalencia de muchos bancos centrales respecto a su uso. Según Dante Disparte, responsable de política del emisor de stablecoins Circle Internet Financial, las CBDC son una «idea absurda«.

La empresa sostiene que si se dejara al sector privado innovar con aprobaciones reguladoras, los resultados de la emisión de monedas digitales serían mucho mejores.

Después de todo, parece que el futuro de las CBDC es no es tan prometedor como pretenden hacernos creer. Su escencia contraria a la de las criptomonedas tradicionales hacen que los usuarios y empresas duden de su utilidad. Más aún si esto representa una nueva forma de control estatal sobre las finanzas.