Inicio Criptomonedas Las otras criptomonedas que hay que vigilar en el 2021

Las otras criptomonedas que hay que vigilar en el 2021

El 2020 ha sido para bitcoin uno de los mejores años desde el 2017. Aunque ahora el precio de la principal criptomoneda se encuentra sobrepasando sus máximos históricos, en marzo marcaba precios muy por debajo de los seis mil dólares, es decir, se ha revalorizado mucho más que uno de los activos más populares durante el año de la pandemia, el oro, que a pesar de haber marcado máximos históricos y de haber protagonizado multitud de titulares en la prensa económica, ha crecido porcentualmente bastante menos que bitcoin… y otras muchas criptomonedas, porque como bien sabemos no solo de bitcoin vive el cripto mercado, y la diversificación de inversiones es una forma de proteger el capital.

Las grandes que han subido junto con bitcoin

Bitcoin supone más del sesenta por ciento de la capitalización total de mercado de las criptomonedas, pero desde su nacimiento no deja de perder terreno frente a sus competidoras, las tres más importantes de las cuales son; ethereum, XRP y tether, y así se han comportado este año.

Ethereum se encuentra en estos momentos aun lejos de su máximo histórico, aún así, cualquiera que hubiese invertido en la segunda criptomoneda más capitalizada del mercado a mediados de marzo en estos momentos hubiera obtenido un rendimiento de más o menos el seiscientos por ciento, algo de lo que muy pocos activos pueden presumir.

La tercera criptomoneda más capitalizada es Tether, pero en este caso se trata de una stablecoin vinculada al dólar, por lo que cada tether que se tenga valdrá exactamente lo mismo que la moneda de referencia mundial, y parece que ha convencido a muchos, ya que este mismo año le arrebató a la criptomoneda de Ripple el tercer puesto, puesto que recientemente XRP recuperó gracias al gran incremento que experimentó en su cotización, para volver a perderlo después.

XRP se llegó a revalorizar cerca de un cuatrocientos por ciento, aunque perdió esa revalorización después volviendo a finales de diciembre a valores cercanos a los de marzo, aunque, hay quien cree que podría llegar a los diez mil dólares en caso de que asuma definitivamente un papel protagonista en las transferencias internacionales, como afirmaba el famoso jugador Steve Wynn en una entrevista concedida en verano. En cualquier caso seguro que los tenedores de XRP se contentarían con que la criptomoneda de los bancos alcanzase sus máximos históricos.

En definitiva, en los grandes números bitcoin es la reina, pero si de intentar obtener rentabilidad estamos hablando, conviene tener en cuenta a sus hermanas pequeñas, y también formas de inversión con criptomonedas alternativas que no implican su compra, como el trading con criptomonedas.

Operando sin comprar

La cotización de bitcoin es tan elevada que comprar una unidad entera está en estos momentos al alcance de muy pocos inversores (aunque es cierto que esta y otras criptomonedas pueden comprarse por fracciones), pero también existen las plataformas de trading online donde es posible seguir utilizándolas para negociar con ellas, aunque sin poseer el activo directamente, sino en forma de instrumento para operar.

Esta forma de operar tiene sus ventajas y sus desventajas, entre las ventajas principales tenemos que es posible tratar de obtener beneficio incluso con las cotizaciones cayendo (siempre que se abran las correspondientes posiciones en corto y teniendo presente que los mercados bajistas conllevan riesgos distintos de los alcistas, que hay que entender para intentar protegerse en la medida de lo posible), la posibilidad de entrar a operar con relativamente poco capital inicial debido al apalancamiento (cuyo nivel en el caso de las criptomonedas suele ser mucho menor que el permitido en otros instrumentos, ya que sabemos que las criptomonedas son activos extremadamente volátiles, con más que posibles bruscas fluctuaciones de los precios) y que no es necesario proteger las criptomonedas de robos, entre las desventajas debe mencionarse que el trading es complejo y arriesgado, no apto para inversores inexpertos, y que el mismo apalancamiento, que puede posibilitar una mayor rentabilidad de las inversiones cuando estas tienen resultados favorables puede hacer que las operaciones resulten en pérdidas muy rápidas y elevadas, al aunarse volatilidad y apalancamiento aumentan las posibilidades de que esto suceda.

Se utilicen como se utilicen las criptomonedas, no cabe duda que el 2021 será uno de los años más apasionantes para nuestro activo predilecto.


El anterior contenido patrocinado publicado por Crypto Economy ha sido creado por un autor invitado. Crypto Economy no forma parte de ninguna de las opiniones expresadas en el artículo. En Crypto Economy no damos consejos de inversión y alentamos a nuestros lectores a hacer su propia investigación. Si cree que esta publicación puede contener información errónea o fraudulenta, infórmenos a través de [email protected].

- Advertisment -
#NombrePrecioCambios 24H