Inicio Reviews ¿Qué es la Web3 y Qué Cambios Aporta?

¿Qué es la Web3 y Qué Cambios Aporta?

La gente utiliza el término «Web3» para hablar de una amplia gama de ideas que apuntan a deshacerse de los grandes intermediarios de Internet. Las nuevas tecnologías han cambiado la forma en que la gente utiliza Internet.

Hay nuevas redes sociales, motores de búsqueda y mercados que no pertenecen a ninguna empresa específica. Esto se llama Web 3. No están controlados por nadie. Están construidas sobre la blockchain, que ya ayuda a que Bitcoin, y otras criptomonedas funcionen bien. 

En el futuro de Internet, la gente puede buscar entre los datos que se almacenan en muchos ordenadores al mismo tiempo. Lo gestionan las personas que lo utilizan conjuntamente, no una empresa. La gente recibe «tokens» en sus carteras descentralizadas por participar en el evento. Los usuarios utilizan tokens para votar en las decisiones, e incluso pueden valer dinero real a largo plazo.

¿Qué es la Web3?

La Web3, también llamada «web semántica» o «web espacial«, es la tercera generación de Internet. Será más fácil de usar para la gente, más segura y más descentralizada que las dos primeras. Hay una regla que dice que las personas son dueñas tanto de sus datos como de sus personas en línea.

Al igual que en una blockchain, no hay un único servidor que contenga toda la información. En su lugar, la información está repartida en diferentes «bloques» que están encadenados. Gracias a la interoperabilidad, los usuarios podrán ver la información en las plataformas y sitios que utilizan, pero también será compartida.

La gente puede trabajar con datos e inteligencia artificial y aprendizaje automático al mismo tiempo con Web3. La idea de la web semántica también forma parte de Web3. Debido a esto, Web3 puede permitir que las aplicaciones descentralizadas (o Dapps) sustituyan a las redes sociales centralizadas como Facebook, Twitter, etc. La gente puede controlar su propio sitio, Dapps, y plataformas en lugar de un grupo de servidores que son propiedad de una empresa.

Las Dapps se pueden hacer en la Web 3.0, donde los usuarios traen sus propios datos, y sus identidades no están atadas a una sola plataforma. El acceso a las credenciales se basa en la prueba criptográfica, por lo que los nombres de usuario y las contraseñas no serán necesarios tal y como los usamos hoy en día.

Web3.0

¿Cómo funciona la Web 3.0?

La Web 3.0 se basa en la descentralización, que es una de las ideas principales. Los ordenadores utilizan protocolos como HTTP en forma de direcciones web únicas para encontrar información. La mayoría de las veces, la información se almacena en un único servidor. Las enormes bases de datos de las empresas controlan los datos en el estado actual de la web. Pero en la web3, la historia es diferente.

Los datos que provienen de diferentes tipos de ordenadores, como teléfonos móviles, ordenadores de sobremesa, electrodomésticos y coches y sensores, serán vendidos por los usuarios a través de redes de datos descentralizadas.

Las personas que trabajan en una red descentralizada (desarrolladores) se animan y compiten para ofrecer el mejor servicio posible a quien lo utilice.

Se habla mucho de las criptomonedas cuando se habla de la web 3. La gente utiliza las criptomonedas en muchos de estos protocolos, por lo que es importante para ellos. Hay un incentivo financiero para cualquiera que quiera ayudar con uno de los proyectos. Se dan tokens a cualquiera que quiera ayudar con uno de ellos.

Muchas veces, estos protocolos ofrecen muchos tipos de servicios diferentes, como potencia de cálculo y espacio de almacenamiento, así como ancho de banda e identidad.

La gente puede ganar dinero participando en el protocolo de diversas maneras, tanto a nivel técnico como no técnico, y pueden hacerlo tanto por dinero como por diversión. Como se ha mencionado anteriormente, la monetización de los datos personales es una de las formas.

¿Para qué se utiliza la Web3?

La Web 3.0 tiene el potencial de ser mucho más útil para los usuarios. Las redes sociales, el streaming y las compras online que la mayoría de la gente utiliza en las aplicaciones de la Web 2.0 pueden tener mejores experiencias en la nueva generación. Capacidades como la Web Semántica y la IA y el aprendizaje automático, que están en el corazón de la Web 3.0, tienen el poder de hacer que la web sea más útil de nuevas maneras y mejorar la forma en que los usuarios interactúan con ella.

Web3.0

Las características principales de la Web 3.0, como la descentralización y los sistemas sin permisos, también darán a los usuarios más control sobre sus propios datos personales cuando los utilicen. Gracias a ello, puede resultar más fácil acabar con la práctica de la extracción de datos, que consiste en obtener información de los usuarios de la web sin su permiso o pagarles por ello. Esto también podría poner fin a los efectos de red que han convertido a los gigantes tecnológicos en casi monopolios mediante prácticas de publicidad y marketing explotadoras.

Evolución de la Web 1.0 , la Web 2.0 y la Web 3.0

A principios de la década de 1990 se llamó «Web 1.0«. Durante esta época, la web era una forma de obtener información para cualquier persona, pero no había muchas formas buenas de moverse por ella y contribuir a su información. Había que trabajar mucho para montarla y organizarla.

La Web 1.0 tenía muy poca interacción y funcionalidad. Era un flujo de información que llegaba. Pero era una web abierta. Además, la Web 2.0 hizo la web más dinámica.

El objetivo de la Web 2.0 era hacer que los contenidos creados por la gente fueran más interesantes para otras personas. La Web 2.0 llegó a mediados de la década de 2000. En los primeros años, surgieron plataformas como Google, Amazon, Facebook y Twitter. Facilitaron que la gente se conectara y publicara en línea. Mucha gente dice que con el tiempo estas empresas ganaron demasiado poder.

La Web 2.0 también hizo que la web fuera más cerrada al hacer dinero con los datos de la gente vendiendo anuncios y manipulando su comportamiento para hacerles comprar cosas. Las empresas también ayudan a crear las infraestructuras y los servidores, así como los servicios que los usuarios pueden utilizar en los sitios web de la Web 2.0. Esto se debe a que los usuarios no pueden utilizarlos sin esas empresas.

Web3.0

Aunque la primera versión tenía sus defectos, tenía una cosa a su favor, y era el hecho de que el público podía obtener información fácilmente. No había que introducir nombres de usuario ni contraseñas, así que todo el mundo podía ver la información sin tener que hacer nada más antes.

Esto es lo que la Web 3.0 quiere aprovechar al ponerla en el punto de mira. No se verá ningún cambio en el aspecto de Internet, sino que será el interior de la red el que lo haga. La Web 3.0 será una combinación de lo mejor de la Web 1.0 y de la Web 2.0: los usuarios podrán controlar su privacidad y lo que pueden hacer en la web además de leer.

Conclusión

Por lo que sabemos, la Web3 es la próxima etapa de Internet. Está en marcha una era de Internet descentralizada, en la que los usuarios son dueños de sus datos y los beneficios se alejan de las grandes empresas y pasan a manos de los creadores y sus comunidades.

Hay mucho espacio para crecer. Hoy en día, muchos proyectos tienen un objetivo en el mundo real, como los contratos inteligentes que rigen los bienes inmuebles o los juegos metaversos que permiten jugar en un mundo virtual. Hay muchos proyectos que se están construyendo ahora y que darán forma a la Web3 y a Internet en los próximos años.

Mehdi Zare
I am a young father who always loves to learn. Security and privacy topics are my main interests, and so, blockchain as one of the most strong security and privacy solutions of the modern industry excites me too.
- Advertisment -
Please enter and activate your license key for Coins MarketCap plugin for unrestricted and full access of all premium features.
#NombrePrecio